Espinas

Existen ciertos trabajos que requieren de una estética distintiva y especial, sobre todo cuando hablamos de productos tan finos como los muebles de estilo. Para ellos han sido pensadas las espinas, un insumo manufacturado en un espesor menor al de un clavo cabeza perdida, y que no posee cabeza para no dejar marcas en las superficies, ni interferir en el aspecto visual del producto. Por tal motivo, son aliadas esenciales al momento de fabricar mobiliario para hogar y oficinas, aberturas en maderas nobles, así como también en la fijación sobre superficies de placa y melamina. Se trata de trabajos siempre relacionados con la terminación, dado que para estructuras que soporten peso, se debe recurrir a los clavos.

En International Fasteners existen dos tipos de espinas disponibles. La línea AL, que es importada de Alemania, fabricadas por la marca Prebena, son completamente invisibles. Tienen un diámetro de 0,6 mm, y vienen en longitudes de 12, 15, 17 y 20 mm. En el caso de las GA, son un insumo más relacionado con la carpintería en general, dado que su grosor es similar al de los clavos cabeza perdida. Con un diámetro de 1 x 1,25, estas espinas vienen en 16, 19, 25 y 30 mm de largo. Todas nuestras espinas son fabricadas en acero al carbono electrogalvanizado. Esta materia prima le garantiza al fabricante una máxima resistencia a la torsión, pero al mismo tiempo una protección prolongada contra los efectos de la oxidación y corrosión en ambientes de elevado nivel de humedad.