Laminillas

En maderas nobles de gran dureza, como el algarrobo o el quebracho, se requieren insumos lo suficientemente robustos, para asegurar una correcta penetración y duración de la fijación en el tiempo. Allí es donde nuestras laminillas corrugadas, que cuentan con un ancho de 35 mm, son las protagonistas fundamentales. Colocando dos tablones de madera en paralelo, este insumo –que cuenta con una apropiada afilación- se encarga de mantenerlos firmes a través del paso del tiempo.