Laminillas

Las laminillas corrugadas son chapitas onduladas generalmente empleadas para fijar dos superficies de madera maciza, generando una unión sumamente resistente. Por tal motivo, son ampliamente conocidas en el mundo de la carpintería, sobre todo cuando hablamos de maderas de gran dureza como el algarrobo. Con ellas, se puede penetrar superficies de hasta 10 mm de profundidad, y al ser colocadas con clavadora neumática quedan embutidas para permitir una fina terminación a masilla.